inicio /Una invitación a la fe sincera /Entre los frutos de la fe tenemos lo siguiente:

Entre los frutos de la fe tenemos lo siguiente:


Frutos del Ijlas

1-Aceptación de las buenas obras: Esto es muy importante, pues la sinceridad

es un requisito para que las buenas obras sean aceptadas por Al-lah. Dijo el
Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Al-lah solo
acepta las buenas obras que se hacen sinceramente por Él&" (Nasai).

2-La victoria y el dominio: Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones

de Al-lah sean con él: &"Al-lah da la victoria a esta nación por los débiles
en ella, por sus plegarias, sus rezos y su sinceridad&" (Nasai).

3-Pureza de corazón: Las enfermedades del corazón como el odio, la envidia

y la traición salen. Dijo el Profeta en el peregrinaje de despedida: &"Tres
cosas purifican el corazón del musulmán: la sinceridad por Al-lah en las buenas
obras, el buen consejo a las autoridades de los musulmanes y la permanencia
en su comunidad…&" (Tirmidhi).

Dijo Ibn Omar, que Al-lah esté complacido con él: “Si supiera que Al-lah
me ha aceptado una sola prosternación o la caridad de una sola moneda de plata,
no habría nada más querido para mí que la muerte. ¿Saben a quién se le acepta?
{… Al-lah solo acepta de los piadosos.} (Corán 5: 27)

4-Las acciones mundanas se convierten en buenas obras: Dijo el Profeta, que

la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"… y en sus relaciones sexuales
tienen una buena obra&", dijeron: “Mensajero de Al-lah, ¿acaso si satisfacemos
nuestros deseos carnales tendremos recompensa?” Dijo: “¿Acaso no se les castiga
si las satisfacen de modo ilícito? Pues si las satisfacen de modo lícito tienen
una recompensa” (Muslim).

5-Se evitan los engaños y susurros satánicos y abominables: Al-lah nos informa

que Satanás dijo al ser expulsado y alejado de Su misericordia: {Dijo:
¡Oh, Señor mío! Por haberme descarriado, los seduciré y descarriaré a todos.
Excepto a quienes de Tus siervos sinceros hayas protegido.}
(Corán 15: 39, 40)

6-Ayuda ante las dificultades y desgracias: Un ejemplo es la historia de

los tres que se refugiaron en una cueva; el hadiz completo se encuentra en ambos
Sahih.

Algunos evitan lo mundano con su cuerpo pero lo desean en su corazón;
otros tienen su cuerpo en este mundo, pero su corazón no; esos son los mejores.

7-La salvación y la seguridad ante la amenaza de las tribulaciones. Un ejemplo

de ello es lo que le sucedió a José, la paz sea con él; Al-lah dijo:
{Y ella intentó seducirlo pero él se negó, y bien sabía que se trataba de una
prueba de su Señor. Por cierto que lo preservamos del mal y la obscenidad, porque
era uno de los siervos elegidos.} (Corán 12: 24)

Unos hacen pequeñas obras que crecen con la intención, y otros hacen grandes
obras que se achican por la intención.

Ibn Al Mubarak

8-Alcanzar la recompensa aunque los medios para realizar las obras de bien

sean escasos. Al-lah dijo: {Tampoco deben ser reprochados aquellos que
cuando se presentaron ante ti [¡oh, Muhammad!] para que les proveyeras de montura
[y así poder combatir por la causa de Dios], les informaste que no contabas
con ninguna cabalgadura para ellos, y entonces se retiraron con los ojos inundados
de lágrimas, tristes por no poder contribuir [a la causa de Dios].}
(Corán 9: 92)

Y dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él:

&"Quien pide a Al-lah el martirio sinceramente, Al-lah lo hace llegar al grado
de los mártires, aunque haya muerto en su cama&" (Muslim).

9-La entrada al Paraíso, pues Al-lah dijo: {Y sabed que solo se os

retribuirá por lo que hicisteis.} (Corán 37: 39)

Oculta tus buenas obras como ocultas tus malas obras.

Abu Hazem Al Madini

Y dijo: {En cambio, los siervos sinceros de Dios, ellos tendrán la

recompensa prometida: Los frutos que deseen, y serán honrados en los Jardines
de las Delicias, donde estarán reclinados sobre sofás, unos frente a otros.
Y [bellos sirvientes] circularán entre ellos con una copa de un manantial eterno,
blanco y delicioso para quienes lo beban, que no les provocará jaqueca ni embriaguez.
También tendrán mujeres [huríes] de mirar recatado, y de ojos hermosos y grandes,
como si fueran perlas celosamente guardadas.} (Corán 37: 39,
40)

Este es uno de los más valiosos frutos de la devoción sincera.