El amor, La esperanza y El temor

El amor, La esperanza y El temor

El amor

Definición del amor a Al-lah

El amor a Al-lah: Es la placidez del corazón y la inclinación hacia Al-lah, respondiendo todo lo que Él pide, y que la mención de Al-lah se apodere del corazón.

La verdad sobre el amor a Al-lah

Quien conoce a Al-lah Lo ama.

El amor a Al-lah se expresa con la adoración, el sometimiento y la glorificación. Consiste en que el corazón del humano esté a tal extremo de glorificación de Al-lah, su ser amado, que implique obedecer Su mandato y evitar Sus prohibiciones. Este amor es la fuente de la fe y el monoteísmo, aporta beneficios innumerables e implica querer a Al-lah al punto de querer lo que Al-lah ama, como lugares, momentos, personas, obras y palabras, etc.

El amor por Al-lah debe ser sincero y devoto, y eso no contradice el amor natural por los padres o los hijos o el estudiante por su maestro o el gusto por la comida, la bebida, el sexo, las ropas, las amistades, etc.

El amor prohibido es el shirk en el amor a Al-lah, como los idólatras que adoran a sus ídolos o santos más que a Al-lah, o prefieren sus caprichos a la voluntad de Al-lah, o aman las cosas que Al-lah detesta. Esto tiene diferentes niveles descendientes. Al-lah dijo: {Hay hombres que toman en lugar de Al-lah a otras divinidades, y las aman igual que a Al-lah; pero los creyentes aman más a Al-lah de lo que estos aman a sus divinidades…} (Corán 2: 165)

Virtudes del amor a Al-lah:

No hay adoración a Al-lah como la del amor, el temor y la esperanza en Él.

1-Es la base del monoteísmo y su esencia es el amor puro y sincero solo a Al-lah; y es también la esencia de la adoración. El monoteísmo no queda completo hasta que el amor del humano por su Señor sea superior a su amor por las demás cosas, y sea el parámetro para juzgarlo.

El deseo de encontrarse con Al-lah es una brisa fresca que se le concede al corazón para soportar los pesares de la vida terrena.

2-El que ama a Al-lah se consuela ante las desgracias y se le aligeran las tribulaciones.

No hay más infeliz que quien se abstiene de experimentar del sosiego en Al-lah.

3-Gozo pleno y alegría plena: Eso pasa solo con el amor a Al-lah. Nada satisface el corazón como el amor a Al-lah y el acercamiento a Él. Aunque a la persona le llegue todo lo que le place, no se va a sosegar sino con el amor a Al-lah que es el gozo del alma. Los corazones puros, las mentes puras y las almas buenas no tienen mayor placer y gozo que el amor a Al-lah y el deseo de encontrarse con Él. El placer que en ellos provoca este amor es lo máximo para el creyente. &"Si se poseen tres cosas, se siente la dulzura de la fe: que Al-lah y Su Mensajero sean más amados que nadie más, amar a una persona solo por Al-lah, y detestar retornar a la incredulidad como se detesta ser lanzado en el fuego&" (Bujari, Muslim y Nasai).

Causas que establecen el amor a Al-lah:

Al-lah ama a quien Lo ama y se encamina hacia Él. El primer causante de ganar el amor de Al-lah es amarlo más que a nadie. El detalle de las causas del amor de Al-lah es el siguiente:

1-Recitar el Corán, meditando su significado y objetivos. El corazón de aquel que se ocupa del libro de Al-lah se llena del amor a Al-lah.

2-Acercarse a Al-lah con los rezos voluntarios luego de los obligatorios. &"Mi siervo se acerca a mí con los rezos voluntarios hasta que lo amo; y cuando lo amo Me convierto en su oído, en su vista, en su mano con la que golpea y en su pierna con la que anda. Y si Me pide le doy, y si pide refugio en Mí le daré refugio&" (Hadiz qudsi, lo citó Al Bujari).

3-La permanente mención de Al-lah en todo momento, en la lengua, en el corazón y en las obras.

4-Dar prioridad a lo que Al-lah ama sobre lo que amamos, sobre los deseos y pasiones.

{[Al-lah] los amará y ellos Lo amarán…} (Corán 5: 54)

5-Conocer en nuestro corazón los nombres de Al-lah y Sus atributos.

6-Atestiguar Sus gracias, Su amor, Su generosidad y Sus dotaciones evidentes y aparentes.

7-Sometimiento absoluto del corazón ante Al-lah.

8-El rezo voluntario a Al-lah en el último tercio de la noche, cuando nuestro Señor desciende al cielo inferior. Entonces el siervo se encuentra con Él, Le habla y recita el Corán, refinando sus modales frente a Él, luego reza y termina todo ello pidiendo perdón a Dios con arrepentimiento.

9-Rodearse de los sinceros amantes de Al-lah y beneficiarse de sus palabras, prestando atención a las mismas y escogiendo lo mejor de ellas.

10-Eliminar todo lo que se interpone entre el ser humano y Al-lah.

Entre los frutos del amor de Al-lah por Su siervo tenemos:

Cuando Al-lah ama a alguien lo guía y lo acerca a Él: el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Dice Al-lah, Glorificado sea: Yo estoy donde mi siervo piensa en Mí; estoy con él cuando Me recuerda. Si Me recuerda en su interior, lo recuerdo en Mi interior; y si Me recuerda ante la gente, Yo lo recuerdo ante un grupo mejor que ellos. Si se acerca a Mí un poco, Yo me acerco a él más; y si se acerca a Mí más, Yo me acerco a él mucho más. Si viene a Mí caminando, Yo vengo a él corriendo&" (Bujari)

Cuando la persona teme a Al-lah asciende a una guía mayor, y mientras más Lo ame aumenta su buena guía; y si aumenta su buena guía aumenta su temor de Al-lah.

-Cuando Al-lah ama a alguien establece que sea aceptado por la gente:

Esto quiere decir que este siervo amado por Al-lah disfruta de la preferencia de la gente y sus elogios, y todos lo aman menos el incrédulo, pues este ha rechazado el amor de Al-lah, ¿cómo podría amar a los que Al-lah ama? Dijo el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Cuando Al-lah ama a alguien llama a Gabriel y le dice: ‘Yo amo a fulano, ámalo’. Y Gabriel lo ama. Luego anuncia en el cielo y dice: ‘Al-lah ama a fulano’; y los habitantes del cielo lo aman, y luego se le decreta la aceptación en la Tierra&" (Muslim).

Así pues, cuando Al-lah ama a alguien lo rodea con Su protección y asistencia, pone todo a su servicio, le facilita las cosas difíciles y le acerca las cosas lejanas, facilitándole los asuntos de la vida terrena para que no sufra cansancio ni esfuerzo. Al-lah dijo: {Por cierto que el Clemente hará que quienes hayan creído y obrado rectamente sean queridos por los hombres.} (Corán 19: 96)

La fe sincera es vida y alegría para el alma, mientras que la incredulidad en Al-lah es morir antes de la muerte y motivo de tristeza.

-Cuando Al-lah ama a alguien lo pone bajo Su compañía:

lo protege, lo guía y lo ayuda. Impide que lo dañen. En un hadiz qudsi dice el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"A quien es enemigo de algún allegado mío le declaro la guerra. Nada es más querido para Mí que mi siervo cuando se acerca a Mí cumpliendo Mis mandatos obligatorios. Y mi siervo se acerca a Mí con la adoración voluntaria hasta que lo amo. Cuando lo amo, Me convierto en su oído con el que oye, en su vista con la que ve, en su mano con la que golpea y en su pierna con la que camina. Si Me pide algo se lo doy, y si Me pide refugio se lo concedo&" (Bujari).

-Cuando Al-lah ama a alguien responde sus plegarias:

Una de las señales del amor por alguien de Sus siervos es que responde a sus plegarias y le da Su gracia por el simple hecho de que levantan sus manos hacia el cielo y dicen: “¡Señor!” Al-lah dice: {Y si Mis siervos te preguntan por Mí [¡oh, Muhammad!, diles] ciertamente estoy cerca de ellos. Respondo la súplica de quien Me invoca. Que Me obedezcan pues, y crean en Mí que así se encaminarán.} (Corán 2: 186)

Salmán Al Farisi dijo que el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Al-lah es viviente y generoso, se avergüenza de que alguien levante sus manos en plegaria y las retire vacías y desoladas&" (Tirmidhi).

Cuando Al-lah ama a una persona hace que los ángeles pidan perdón por él, y piden por él la misericordia de Al-lah, Quien dice: {Los [Ángeles] que portan el Trono, y los que están a su alrededor, glorifican con alabanzas a su Señor, creen en Él y piden el perdón para los creyentes diciendo: ¡Señor nuestro! Tú lo abarcas todo con Tu misericordia y sabiduría. Perdona a quienes se arrepienten y siguen Tu camino, y presérvalos del castigo del Fuego.} (Corán 40: 7)

Y dice: {Los cielos están casi por hendirse [por la grandiosidad de Al-lah] y los Ángeles glorifican con alabanzas a su Señor y piden perdón por quienes están en la Tierra. ¿Acaso no es Al-lah Absolvedor, Misericordioso?} (Corán 42: 5)

Cuando Al-lah ama a alguien lo hace morir cuando este se encuentra realizando una buena obra: Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: “Cuando Al-lah le desea el bien a una persona lo recubre con miel”. Preguntaron: “¿Qué es cubrirlo con miel?” Dijo: “Le facilita hacer una buena obra antes de morir, y en ese estado recoge su alma” (Ahmad).

- Cuando Al-lah ama a alguien le da seguridad:

Cuando Al-lah ama a alguien le da seguridad en la vida mundana y le da paz y firmeza ante la muerte, y envía a Sus ángeles para que tomen su alma con suavidad, le den firmeza ante la muerte y le anuncien el Paraíso. Al-lah dijo: {Por cierto que quienes dicen: Nuestro Señor es Al-lah y obran correctamente, descienden sobre ellos los Ángeles [en la agonía de la muerte y les dicen:] No temáis [a la muerte y a lo que vendrá después de ella] ni os apenéis [por la separación con vuestros familiares], sino alegraos con el Paraíso que se os prometió [como recompensa].} (Corán 41: 30)

El mundo no es un lugar bueno sin el amor a Al-lah, ni el Paraíso es placentero sin poder contemplar a Al-lah.

-Cuando Al-lah ama a alguien lo introduce en el Paraíso por siempre:

Cuando Al-lah ama a alguien lo hace entrar en el Paraíso y lo agasaja de modos inimaginables. Al-lah le prometió a sus amados un Paraíso donde hay de todo lo que la gente desea, tal como dice el hadiz qudsi; dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Dijo Al-lah: ‘He dispuesto para mis siervos virtuosos lo que ningún ojo vio ni oído alguno oyó, y nadie puede imaginarse siquiera’; tal y como dice en este versículo: {Nadie sabe la alegría que le espera [a los piadosos] como recompensa por lo que hicieron.} (Corán 32:17) (Bujari)

-Uno de los frutos del amor a Al-lah es que la persona podrá contemplarlo:

Al-lah se manifiesta en Su magnificencia ante Sus siervos amados con Su luz; y no verán nada más amado que eso jamás. Se relata que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, miró a la luna llena una noche y dijo: &"Verán a su Señor como ven esta luna llena; no serán decepcionados en su vista. Así que traten de no fallar en el rezo hasta antes que salga el sol ni antes de que se ponga&", luego recitó: {…y glorifica con alabanzas a tu Señor antes de la salida del Sol y antes del ocaso [haciendo las oraciones del Fayer, Dhuhr y ‘Asr].} (Bujari)

Reglas y advertencias respecto al amor:

1-El amor de Al-lah por alguien no impide que sufra. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"La grandeza de la recompensa viene con la grandeza del sufrimiento; quien lo acepta con complacencia, gozará de la complacencia de Al-lah; y quien lo toma con ira, recibirá la ira de Al-lah&" (Tirmidhi).

Al-lah prueba a las personas con distintos padecimientos para que se purifiquen de los pecados y para que sus corazones dejen de ocuparse de la vida mundana. Al-lah dijo: {Por cierto que os probaremos para distinguir quiénes de vosotros son los verdaderos combatientes por la causa de Al-lah, que se mantienen firmes en la fe; y sabed que sacaremos a la luz, mediante vuestras obras, lo que escondéis en vuestros corazones.} (Corán 47: 31)

Al-lah dijo: {Y por cierto que os probaré con algo de temor, hambre, pérdida de bienes, vidas y frutos, pero albricia a los pacientes [que recibirán una hermosa recompensa]. Aquellos que cuando les alcanza una desgracia dicen: Ciertamente somos de Al-lah y ante Él compareceremos. Estos son a quienes su Señor agraciará con el perdón y la misericordia, y son quienes siguen la guía.} (Corán 2: 155-157)

2-Cuando la persona desobedece a su Señor está violando su amor y pierde su plenitud. El amor es como la fe, tiene una base y una plenitud. Los pecados eliminan la plenitud de este; y si la persona entra en una fase de dudas e hipocresía mayor, pierde completamente el amor por Al-lah. El que no tiene el amor por Al-lah en su corazón es un incrédulo apóstata, y padece la hipocresía mayor y no forma parte de los creyentes. No se puede decir que los pecadores no aman a Al-lah en sus corazones, sino que su amor por Al-lah es incompleto, y sobre esa base se los trata. El Profeta de Al-lah dijo: &"Si ustedes no pecasen, Al-lah crearía gente que pecase para que los perdone&" (Ahmad).

&"La libertad es tener el corazón libre del shirk, de los deseos y de las confusiones; y la adoración es la del corazón y la sincera por Al-lah&".

3-El amor por Al-lah no impide el amor natural que la gente siente por la comida, la bebida, el sexo, etc. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Lo que más amo de este mundo terreno son las mujeres y el perfume&" (Ahmad)

Algunas cosas amadas de esta vida no significan estar en shirk, porque el mismo Profeta las amaba. Por esto mismo hay cosas de este mundo que podemos amar, siempre que no sean cosas ilícitas.

4-Quien ama a alguien como ama a Al-lah es un politeísta. Dice Al-lah: {Hay hombres que toman en lugar de Al-lah a otras divinidades, y las aman igual que a Al-lah; pero los creyentes aman más a Al-lah de lo que estos aman a sus divinidades. Ya sabrán los inicuos cuando vean el castigo, que el poder es de Al-lah y que Él es severo en el castigo.} (Corán 2: 165)

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Las obras nuestras más queridas por Al-lah son amar por Al-lah y odiar por Al-lah&" (Ahmad).

En la aleya hay una grave amenaza para quien iguala a alguien con Al-lah en el amor, la adoración y la glorificación.

Al-lah dijo: {Diles [¡oh, Muhammad!]: Si vuestros padres, hijos, hermanos, esposas y familiares, los bienes que hayáis adquirido, los negocios que temáis perder y las propiedades que poseáis y os agraden son más amados para vosotros que Al-lah, Su Mensajero y la lucha por Su causa, pues entonces esperad que os sobrevenga el castigo de Al-lah…} (Corán 9: 24)

En la aleya hay una grave amenaza a quien considere estas ocho cosas más queridas que Al-lah. Anas relató que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Nadie habrá creído realmente hasta que le sea yo más querido que sus padres, sus hijos y toda la gente&" (Ibn Maya).

La lealtad y el amor a los politeístas por sobre los creyentes contradice el amor por Al-lah, pues amar todo lo que Al-lah ama y aborrecer todo aquello que no Le complace es un fundamento importante de la fe. {Que los creyentes no tomen a los incrédulos como aliados en lugar de los creyentes. Quien así lo hiciere no tendrá nada que ver con la religión de Al-lah, a menos que lo hagáis para preveniros de ellos…} (Corán 3: 28)

Al-lah prohibió a los creyentes que sean allegados a los incrédulos (en detrimento de los creyentes), quien hace eso no tiene pacto con Al-lah. La lealtad a Al-lah y la lealtad a Su enemigo son dos cosas contradictorias. {…a menos que lo hagáis para preveniros de ellos…} (Corán 3: 28)

Al-lah permitió establecer pactos de lealtad con los incrédulos agresores si esa es la única manera de convivir con ellos y estar a salvo de su maldad. Se establece con ellos alianza y lealtad, pero con el corazón firme en la fe. Al-lah dijo: {Quienes renieguen de la fe en Al-lah por haber sido forzados a ello, permaneciendo sus corazones tranquilos [y firmes] en la fe [no serán reprochados]…} (Corán 16: 106)

Señales del amor

Una señal del amor por Al-lah es Su mención abundante y el deseo de encontrarse con Él. Quien ama algo lo menciona frecuentemente y desea su encuentro.

Ar-Rabi’ ibn Anas.

Cuando Al-lah le dio a elegir al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, entre seguir en esta vida mundana o encontrarse con Él, dijo: &"Con seguridad elijo la más elevada compañía&" (Ahmad).

El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, eligió el amor por Al-lah y Su encuentro, y lo prefirió sobre la vida mundana con sus placeres y goces.

Ar-rayá (la esperanza):

Significado

Ar-rayá es: Sentir la presencia de Al-lah, Su gracia y Su misericordia; sentir sosiego y seguridad ante Su generosidad y Sus dones. Esto es algo que lleva a la persona hacia Al-lah y Su Paraíso. Al-lah dice: {Quien obre mal o cometa iniquidad y luego pida perdón a Al-lah, encontrará que Al-lah es Absolvedor, Misericordioso.} (Corán 4: 110)

Tipos de Rayá

Tiene tres tipos: dos son elogiables y uno es censurable:

Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Faciliten las cosas y no las dificulten, anuncien buenas nuevas y no espanten&" (Bujari).

1-La esperanza al hacer una buena obra por Al-lah a Su luz, esperando Su recompensa.

2-La esperanza de quien peca y se arrepiente, espera ser perdonado, que se borren sus pecados y que sean cubiertos.

3-La esperanza de quien se excede en los pecados y las faltas, quien espera la misericordia de Al-lah y su perdón sin esforzarse. Este es un engaño y una esperanza falsa que nunca debe elogiarse. La esperanza de los creyentes es la esperanza acompañada de esfuerzo. Al-lah dijo: {Por cierto que aquellos que creyeron, emigraron y se esforzaron por la causa de Al-lah son quienes anhelan la misericordia de Al-lah, y Al-lah es Absolvedor, Misericordioso.} (Corán 2: 218)

Sus grados:

La esperanza tiene grados que se elevan de una persona a otra, y son:

1-La esperanza que anima al esfuerzo en la adoración y crea en la persona el placer de realizar los ritos de adoración aunque sean difíciles, lo cual la hace evitar los pecados:

2-La esperanza que anima a los esforzados para abandonar cosas queridas y acostumbradas que los distraen de lo que les pide su Señor y Creador, y encamina sus corazones hacia Él.

Quien tiene esperanza en algo, lo procura

3-La esperanza de los corazones: es el deseo de encontrarse con el Creador que genera la añoranza de Al-lah, y que Él solamente ocupe su corazón. Este es el mejor tiempo de Rayá y más elevado. Al-lah dijo: {Quien anhele la comparecencia ante su Señor que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él.} (Corán 18: 110)

Y dijo: {Quien anhele el encuentro con Al-lah sepa que el día que Al-lah fijó [para Su encuentro] llegará, y que Él es Omnioyente, Omnisciente.} (Corán 29: 5)

La relación entre la esperanza y el conocer a Al-lah, Sus nombres y atributos

El que tiene esperanza es una persona persistente en las buenas obras. Tiene la esperanza que Al-lah lo mantenga en Su senda, que acepte sus obras, que no se las rechace y que le multiplique su recompensa. Cumple con los factores naturales para lograr su objetivo. Tiene la esperanza puesta en la misericordia de su Señor pues conoce sus nombres y atributos, sabe que trata con el Misericordioso, el Amoroso, el Agradecido, el Generoso, el que da en abundancia, el Perdonador, el Sutil. En esta vida terrena añora la seguridad que viene de Al-lah.

Frutos de Ar-rayá

1-Nace en la persona el esfuerzo por hacer buenas obras.

2-Acostumbra a la persona a la persistencia en las buenas obras en todo momento.

La persona que tiene esperanza en Al-lah debe procurar continua e incansablemente la gracia divina y debe ser positivo al respecto de la respuesta de Al-lah.

3-Acostumbra a la persona a la persistencia en dirigirse a Al-lah ante sus necesidades y rogarle a Él solamente.

4-Muestra la condición humana de siervo de su Señor, y su necesidad y dependencia total de Él.

5-La certeza de la existencia de Al-lah y su generosidad, pues Al-lah es el más generoso de los que dan. Le gusta que Sus siervos le pidan y recurran a Él.

El creyente piensa lo mejor de su Señor, se esfuerza en las buenas obras; mientras que el pecador piensa lo peor de su Señor y sus obras son de lo peor.

6-La esperanza eleva al siervo en su amor por Al-lah hasta su plenitud. Cuanto mayor es su esperanza y se cumple lo que espera, aumenta su amor por Al-lah y Le agradece, y esta es una de las bases de la adoración.

7-Anima a la persona a agradecer a Al-lah por las gracias que recibe, y esa es la base de la adoración.

8-El conocimiento de los nombres y atributos de Al-lah, pues Él es el Misericordioso, el Generoso, el Dadivoso, el que responde, el Bello, el Opulento, Glorificado sea por Sus dones.

Quien piensa bien de Al-lah debe saber que Al-lah no defrauda a quien lo busca.

9-Es una causa natural para obtener lo esperado, pues cuando se obtiene lo esperado la esperanza crece, y con ella el esfuerzo también.

10-La alegría de los creyentes el Día del Juicio por obtener lo esperado de la complacencia de Al-lah, verlo, Su Paraíso, será acorde con su grado de esperanza en Al-lah y su temor reverencial de Él.

Preceptos y advertencias:

1-El temor implica la esperanza, y la esperanza implica el temor del creyente. Por eso es recomendable tener esperanza en los momentos en que es bueno tener temor. {¿Qué os sucede que no teméis la grandeza de Al-lah?} (Corán 71: 13)

Si se sopesan en una balanza, el temor y la esperanza del creyente deben ser iguales

Y dijo Al-lah {Diles [¡oh, Muhammad!] a los creyentes que [tengan paciencia ante las agresiones y] perdonen a quienes no creen en la comparecencia ante Al-lah…} (Corán 45: 14)

No temen que Al-lah los castigue como castigó a las naciones anteriores con devastación y muerte.

2-La esperanza es un remedio que necesitamos cuando:

No me gustaría que mi padre sea quien esté a cargo de mi ajuste de cuentas (el Día del Juicio), pero sí aceptaría que mi Señor sea mi juez ese día, pues Él es el mejor de los jueces.

El Imam Sufian Az-Zawri.

-Nos desanimamos y abandonamos la práctica de la adoración.

-El temor a veces llega al grado que afecta a la mente y a la familia cuando se excede del límite. En ese momento debe hacerse algo que traiga equilibrio a la vida, se trata de la esperanza que es el estado natural del creyente.

La adoración no se completa sino con el temor y la esperanza. El temor impide lo prohibido y la esperanza anima a las buenas obras.

El Imam Ibn Kazir.

3-La esperanza combate la desesperación que implica la ausencia de la misericordia divina y la falta de voluntad en procurarla. Es causa de perdición e incredulidad. Al-lah dice: {… y no desesperéis de la misericordia de Al-lah, pues no desesperan de la misericordia de Al-lah sino los incrédulos.} (Corán 12: 87)

El temor

Significado:

{…Al-lah os exhorta a que Le temáis...} (Corán 3: 30)

El temor de Al-lah es una de las adoraciones del corazón más grandiosas. Al-lah dijo: {Así es Satanás, atemoriza a quienes lo siguen. Pero no le temáis sino temedme a Mí, si sois creyentes.} (Corán 3: 175)

En esta aleya vemos que es obligatorio temerle solo a Al-lah y la confirmación de que esto es de los requisitos de la fe. Según la fe de la persona será su temor de Al-lah.

Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, dijo: &"Le pregunté al Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, por esta aleya: {Dan en caridad parte de lo que se les ha concedido, y aun así sienten temor en sus corazones porque saben que comparecerán ante su Señor }(Corán 23:60) (Luego le pregunté) ¿Acaso son los ladrones y los borrachos? Y él dijo: &"No hija de As-Siddiq, son los que ayunan, rezan, dan caridad y temen que no se les acepte&" (Tirmidhi)

Motivos para temer a Al-lah:

1-Glorificarlo y exaltarlo como se merece debido al conocimiento de Sus nombres y atributos. {[Los Ángeles] Temen a su Señor que está por encima de ellos…} (Corán 16: 50)

2-El temor de encaminarse a un mal destino, un castigo doloroso en el Infierno.

3-Sentir que es negligente con sus obligaciones y que Al-lah sabe todo y lo puede todo, y que en vez de fijarse en lo pequeño de la falta debe fijarse en lo grandiosidad del Ser al cual desobedece.

4-Reflexionar respecto a la palabra de Al-lah donde están las amenazas dirigidas a quien desobedece a Al-lah y se aparta de Su Sharía y abandona la luz que se le mandó.

5-Reflexionar sobre la palabra de Al-lah y la de Su Mensajero y estudiar su biografía.

6-Reflexionar sobre la grandeza de Al-lah, pues quien medita sobre ello conoce los atributos de Al-lah y su grandeza; y quien reconoce de corazón la grandeza de Al-lah sabe reconocer la seriedad de Sus amenazas. Al-lah dijo: {…Al-lah os exhorta a que Le temáis, porque ante Él compareceréis.} (Corán 3: 28)

Y dijo: {No han valorado a Al-lah en Su verdadera magnitud. El Día de la Resurrección contendrá toda la Tierra en Su puño, y los cielos estarán plegados en Su diestra…} (Corán 39: 67)

El temor de Al-lah nos hace conocerlo, conocerlo nos hace temerle, y temerle nos hace obedecerlo.

7-La reflexión sobre la muerte y su pesar, y que no hay escape de ella. {Diles: Por cierto que la muerte de la que huis os alcanzará de igual forma.} (Corán 62: 8)

Esto incita a temer a Al-lah. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Recuerden con frecuencia la devastadora de los placeres (la muerte), si la recuerda uno en aprietos se tranquiliza, y si la recuerda alguien tranquilo se inquieta&" (Tabarani).

8-Meditar sobre lo que viene después de la muerte, y sobre la tumba y sus horrores. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: &"Solía prohibirles visitar las tumbas, pero visítenlas, pues ellas incitan al ascetismo en esta vida y recuerdan de la otra&" (Ibn Maya).

Al Bará dijo: &"Estábamos sentados juntos en un funeral con el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y él se sentó junto a la tumba y lloró hasta que se le mojó su barba; luego dijo: ‘Hermanos, prepárense para esto’&" (Ibn Maya).

Y dijo Al-lah: {¡Oh, hombres! Temed a vuestro Señor y [temed] el día en el que ningún padre pueda hacer nada por su hijo y ningún hijo por su padre. Por cierto que lo que Al-lah promete se cumple. Que no os alucine la vida mundanal ni os engañe el Seductor [Satanás], apartándoos de Al-lah.} (Corán 31: 33)

9-Reflexionar sobre las consecuencias de los pecados leves que la gente considera insignificantes. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dio un ejemplo con personas que acamparon en un valle y trajeron cada uno un poco de leña hasta que lograron con ella cocer su pan. Hay una relación entre la leña y el fuego, y entre los pecados y lo que consumirá la piel de los pecadores: {…Toda vez que se les queme la piel se la cambiaremos por una nueva… (Corán 4: 56)

10-La persona debe saber que puede interponerse entre él y su arrepentimiento una muerte súbita, y que lamentarse en ese momento no servirá de nada. Al-lah dijo: {Cuando la muerte les sorprenda dirán: ¡Oh, Señor mío! Hazme regresar a la vida otra vez.} (Corán 23: 99)

Y dijo: {Adviérteles acerca del día que se lamenten…} (Corán 19: 39)

11-Meditar sobre el final desastroso. Al-lah dijo: {Y si vieras, qué terrible es cuando los Ángeles toman las almas de los incrédulos al morir y les golpean sus rostros y sus espaldas…} (Corán 8: 50)

12-Debes rodearte de gente que te aporte temor a Al-lah, Quien dijo: {Reúnete con quienes invocan a su Señor por la mañana y por la tarde anhelando Su rostro [y complacencia]…} (Corán 18: 28)

El temor a Al-lah se relaciona con dos asuntos:

a) El temor a su castigo:

El cual fue advertido para quien asocia a otros con Al-lah, y quien Lo desobedece, evita cumplir Su mandato y no Le teme.

Si el temor se establece en los corazones, quema las pasiones y aleja lo mundano de ellos.

b) El temor reverencial a Al-lah:

Es el temor de los sabios y los conocedores: {Al-lah os exhorta a que Le temáis, porque ante Él compareceréis.} (Corán 3: 28)

Mientras más se conoce a Al-lah más se Le teme. Al-lah dijo: {…Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos…} (Corán 35: 28)

Porque cuando su conocimiento de su Señor, de sus nombres y atributos, profundizó y se completó, eso provocó temor reverencial. El efecto en el corazón rebalsó hasta los miembros del cuerpo.

Entre los frutos del temor a Al-lah tenemos:

a) En la vida terrena:

1-Es causa de poderío, del aumento de la fe y el sosiego, pues si se hace realidad lo que se te promete, confías más. Al-lah dijo: {Y los incrédulos dijeron a sus Mensajeros: Por cierto que si no volvéis a nuestra religión os expulsaremos de nuestra tierra; pero Su Señor les reveló que exterminaría a los inicuos, y les haría sucesores en sus tierras luego de aniquilarles. Esta victoria será para quienes teman [el día de] la comparecencia ante Mí y teman Mi amenaza.} (Corán 14: 13, 14)

2-Incita a obrar bien y a ser sincero en ello, a no pedir una retribución mundana para que no disminuya la recompensa en la otra vida. Al-lah dijo: {Y dijeron: Os damos de comer solo porque anhelamos el rostro de Al-lah [y Su complacencia]. No queremos de vosotros retribución alguna ni agradecimiento. Por cierto que tememos a nuestro Señor y el día terrible y calamitoso [el Día del Juicio]. } (Corán 76: 9, 10)

A quien teme a Al-lah, su temor lo lleva a obrar bien

Y dijo: {Al-lah permitió que fuesen erigidas y honradas las mezquitas para que se invoque Su nombre, y en ellas Lo glorifiquen por la mañana y por la tarde. Hombres a los que ni los negocios ni las ventas les distraen del recuerdo de Al-lah, la práctica de la oración prescrita y el pago del Zakat, pues temen el día en que los corazones y las miradas se estremezcan [el Día del Juicio].} (Corán 24: 36, 37)

Sus corazones se estremecen y se conmocionan y eso los empuja a obrar, que quieren salvarse de la destrucción, de que se les dé sus libros en la mano izquierda el Día del Juicio.

b) En la otra vida:

1-La persona estará a la sombra del Trono de Al-lah en el Día del Juicio. Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Un hombre que fue seducido por una mujer de alto rango y belleza, y dijo (rechazando la seducción): temo a Al-lah...&" (Bujari).

Parece que el hombre dijo esto para censurar a la mujer, para recordarse a sí mismo y no ceder después de aclarar sus principios. &"… y un hombre que menciona a Al-lah en soledad y sus ojos se llenan de lágrimas…&" (Bujari).

Si el temor provoca las lágrimas, el fuego en el Día del Juicio no podrá consumir a ese ojo.

2-Es causa de perdón, veamos el hadiz: &"Un hombre antes que ustedes recibió riquezas de Al-lah y cuando moría le dijo a sus hijos: ‘¿Qué clase de padre fui?’ Le dijeron: ‘Un buen padre’. Él dijo: ‘Nunca hice nada bueno, así que cuando muera quémenme hasta las cenizas, y espárzanme por el viento fuerte (puede que así Al-lah no me pueda resucitar para el Juicio). Así lo hicieron, pero Al-lah reunió sus partes y le dijo: ‘¿Por qué mandaste hacer eso?’ Y él dijo: ‘Por temor a Ti’. Así que Al-lah lo recibió con misericordia&" (Bujari).

Al-lah le perdonó su ignorancia e intercedió por él su temor de Al-lah, pues quien reniega de la Resurrección es un incrédulo.

3-El temeroso es llevado al Paraíso; dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Quien teme a Al-lah se esfuerza, y quien se esfuerza alcanza su destino, ¿acaso la mercancía de Al-lah no es cara? ¿Acaso la mercancía de Al-lah no es el Paraíso?&" (Tirmidhi).

4-Gozará de sosiego en el Día del Juicio. Al-lah dijo en el hadiz qudsi: &"Por Mi gloria, que no le daré a Mi siervo dos temores o dos seguridades. Si Me teme en la vida mundana, le daré seguridad en el Día de la Resurrección. Y si se creyó seguro de Mi castigo en la vida terrena, lo haré temer en el día de la Resurrección&" (Baihaqi).

5-Ser incluido en la descripción que hizo Al-lah de cómo son los creyentes usando las siguientes palabras: {Al-lah les tiene reservado Su perdón y una gran recompensa a los musulmanes y las musulmanas, a los creyentes y las creyentes, a los piadosos y las piadosas, a los justos y las justas, a los pacientes y las pacientes, a los humildes y las humildes, a aquellos y aquellas que hacen caridades, a los ayunadores y las ayunadoras, a los pudorosos y las pudorosas…} (Corán 33: 35)

Todos son títulos nobles que debemos esforzarnos en merecer.

Al-lah dijo: {Se levantan de sus lechos para invocar a su Señor con temor y anhelo, y dan en caridad parte de lo que le hemos proveído.} (Corán 32: 16)

Y dijo: {¿Acaso [tal incrédulo] es como quien se prosterna e inclina [en la oración] consagrándose [a ella] en la noche, está precavido de [lo que le aguarda en] la otra vida y anhela la misericordia de su Señor? Dile [¡oh, Muhammad!]: ¿Acaso son iguales quienes saben [los preceptos de su Señor y los ponen en práctica] y quienes no saben? Y por cierto que solo reflexionan los dotados de intelecto.} (Corán 39:9)

Y dijo: {Que temen el castigo de su Señor. Y por cierto que nadie está a salvo del castigo de su Señor.} (Corán 70: 27, 28)

Al-lah elogió a los siervos más cercanos a Él, los profetas, por su temor a Él: {Los agraciamos porque siempre se apresuraban a realizar obras buenas, Nos invocaban con temor y esperanza, y eran sumisos.} (Corán 21: 90)

Los mismos ángeles temen a su Señor: {[Los Ángeles] Temen a su Señor que está por encima de ellos, y ejecutan todo cuanto se les ordena.} (Corán 16:50)

6-La complacencia de Al-lah en la otra vida: {…Al-lah se complacerá con ellos [por sus obras] y ellos lo estarán con Él [por Su recompensa]. Esta [hermosa recompensa] será para quienes teman a su Señor [y se aparten de los pecados].} (Corán 98: 8)

El temor de los que conocen a Al-lah

Los que conocen a Al-lah, a pesar de sus buenas obras y esperanza en Al-lah, igual Le temen mucho. Un ejemplo de ello es:

- El llanto del Profeta en el rezo, hasta que se escuchó su pecho suspirando por el llanto. (Ahmad, Abu Dawud y Nasai).

- Abu Bakr, que Al-lah esté complacido con él, sujetó su lengua con sus dedos y dijo: “Esta me llevó a la destrucción”.

Y dijo: “Ojalá fuese un árbol comestible (para no ser juzgado)”.

- Omar bin Al Jattab, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Ojalá desapareciese, ojalá mi madre no me hubiese dado a luz”.

Y dijo: “Si un camello muere junto al Éufrates perdido, temo que mi Señor me interrogue por él”.

Y dijo: “Si alguien anunciase en el cielo: ‘Gentes, todos entrarán en el paraíso menos uno’, temería ser ese uno”.

- Osmán bin Affan, que Al-lah esté complacido con él, dijo: “Deseé que si muriese no fuese resucitado”.

Y él era alguien que pasaba la noche entera mencionando a Al-lah, rezando y recitando el Corán.

-Aisha, madre de los creyentes, que Al-lah esté complacido con ella, recitaba en su rezo la aleya: {Y Al-lah nos agració con la fe y nos preservó del tormento del Fuego.} (Corán 52: 27)

Y lloraba abundantemente… {Si los castigas tienes derecho, pues ellos son Tus siervos; y si los perdonas, Tú eres Poderoso, Sabio.} (Corán 5: 118)

Preceptos y advertencias respecto al temor:

{… Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Al-lah es Poderoso, Absolvedor.} (Corán 35: 28)

1-El que conoce a Al-lah Le teme de una manera más específica. {… Los más temerosos de Al-lah son los sabios de entre Sus siervos. En verdad Al-lah es Poderoso, Absolvedor.} (Corán 35: 28)

Es un temor acompañado de conocimiento, dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Yo, por Al-lah, soy de ustedes el que más teme reverencialmente a Al-lah y tiene miedo de Él&" (Muslim)

El temor reverencial del siervo por Al-lah será proporcional a su conocimiento de Al-lah, Su poder y magnificencia.

2-El temor es beneficioso si incita a obrar bien con esfuerzo y arrepentirse de los pecados. El temor nace de saber lo malo de una falta, de creer en el castigo que esta conlleva y del conocimiento profundo de Al-lah el Grandioso. No es concebible un temor de Al-lah que no lleve a obrar bien y esforzadamente, y arrepentirse del pecado.

A quien teme a Al-lah no lo daña nadie. A quien teme a otros no lo beneficia nadie.

Al Fadil ibn Aiad

3-Temer reverencialmente a Al-lah es una obligación y es una condición de la fe. Es uno de los niveles más importantes que debe alcanzar quien transita por el Sendero Recto y la más beneficiosa para el corazón. Es obligatorio para cada persona. Impide incurrir en pecados y caer con malas compañías o negligencia.