la fe sincero y los frutos de la fe

la fe sincero y los frutos de la fe

Significado del término Ijlas

 Quien conoce a Al-lah Lo ama y Lo adora con devoción

La sinceridad es el Paraíso de los sinceros devotos, el espíritu de los creyentes;

 es un secreto entre el siervo y su Señor, corta los susurros y la hipocresía;
consiste en buscar solo la complacencia de Al-lah con las obras, sin procurar
 nada más que Su recompensa.
 Ayub As-Sujtiani rezaba toda la noche y lo ocultaba; así que cuando amanecía
 levantaba la voz como si estuviese recién despertando.

La fe sincera implica la perfección de las obras, es lo mejor del mundo,

 es la unicidad de Al-lah en la intención de las buenas obras. Es olvidar a las
 criaturas pensando solo en el Creador. Lo que es para Al-lah será recompensado
 por Él; lo demás se lo lleva el viento. El Profeta, que la paz y las bendiciones
 de Al-lah sean con él, dijo:&"Las obras son según las intenciones; cada persona
 tendrá su recompensa según su intención. Quien emigró por Al-lah y Su Mensajero,
 entonces su migración es para Al-lah y Su Mensajero; y quien haya emigrado por
 algún objetivo mundano o una mujer para casarse, entonces su emigración será
solo para eso&" (Bujari)

Posición del Ijlas

La sinceridad en la religión tiene una posición capital, pues no se aceptan

las obras sin ella. Al-lah nos mencionó la sinceridad en el Corán en varios
lugares, por ejemplo: {Y se les había ordenado [en sus legislaciones]
que adoraran a Al-lah con sinceridad, fuesen monoteístas…} (Corán
98: 5)

Y dijo: {Diles: Por cierto que mi oración, mi oblación, mi vida y

mi muerte pertenecen a Al-lah, Señor del Universo, Quien no tiene copartícipes.
Esto es lo que se me ha ordenado creer, y soy el primero [de esta nación] en
someterse a Al-lah.} (Corán 6: 162, 163)

Dijo Al-lah: {Él es Quien creó la muerte y la vida para probaros

y distinguir quién de vosotros obra mejor.} (Corán 67: 2)

Y dijo: {Ciertamente te hemos revelado el Libro [¡oh, Muhammad!]

con la Verdad; adora a Al-lah rindiéndole culto sincero.} (Corán
39: 2, 3)

Y dijo: {…Quien anhele la comparecencia ante su Señor que realice

obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él.} (Corán
18: 110)

¿Cómo puedes ser un creyente sincero?

Primero: Concretar la fe sincera monoteísta. Al-lah dice: {Ciertamente

te hemos revelado el Libro [¡oh, Muhammad!] con la Verdad; adora a Al-lah rindiéndole
culto sincero. ¿Acaso no se le debe rendir a Al-lah el culto sincero?...}
(Corán 39: 2, 3)
Todo sentimiento que es contradicho por una acción es nulo.

Y dice: {Y se les había ordenado [en sus legislaciones] que adoraran

a Al-lah con sinceridad, fuesen monoteístas…} (Corán 98: 5)

Segundo: Concretar el seguimiento del Profeta Muhammad, que la paz y las

bendiciones de Al-lah sean con él, obedeciendo sus órdenes y evitando sus prohibiciones,
creyendo lo que relata. Dice Al-lah: {¡Oh, creyentes! Obedeced a Al-lah,
obedeced al Mensajero y a aquellos de vosotros que tengan autoridad y conocimiento.
Y si discrepáis acerca de un asunto, remitidlo al juicio de Al-lah y del Mensajero,
si es que creéis en Al-lah y en el Día del Juicio, porque es lo preferible y
el camino correcto.} (Corán 4: 59)

Tercero: Si quieres ser sincero esfuérzate con las buenas obras y recuerda

que entre los siete que Al-lah protegerá cuando no haya protección sino la Suya
está: &"… un hombre que hace caridad en secreto…&" (Bujari).

Y recuerda también: &"Las obras son según las intenciones…&"

(Bujari).

Cuarto: Elimina el amor a los elogios en tu corazón y abstente de lo que

posee la gente; debes estar atento a tu Creador solamente. El creyente sincero
no desea nada mundano; su ambición es la misericordia de Al-lah.

Quinto: Mantente devoto ante tu Señor y humilde en Su presencia, pidiéndole

que te dote la sinceridad, que te purifique de la apariencia y te perdone tus
pecados pasados.
La sinceridad es que no busques más testigo para tus obras que Al-lah,
y no más recompensa que la Suya.

Sexto: Evita aparentar y cuídate de ello. Si la persona conoce el camino

de la apariencia, se alejará de la devoción sincera. Por ejemplo, a algunos
les da por llamarse a sí mismos “Wali” (devoto o allegado), o les agrada que
se los digan o publiquen sus actos de adoración. Al-lah dice: {A quien
desee la vida mundanal y sus placeres solamente, se los concederemos y no será
defraudado. Estos son quienes no tendrán en la otra vida sino el castigo del
Infierno; lo que hubieren hecho se desvanecerá, y sus obras habrán sido en vano.}
(Corán 11: 15, 16)

Aparentar es un acto de idolatría menor, y anula la aceptación de las buenas

obras y hace que sean rechazadas.

Séptimo: Acompañar a los devotos sinceros. Dijo el Profeta, que la paz y

las bendiciones de Al-lah sean con él: &"El hombre tiene la religión de sus
allegados&" (Tirmidhi).
No se junta la fe sincera en el corazón con el amor a los elogios, sino
como se juntaría el agua y el fuego.

Octavo: Ocultar la adoración. Al-lah dice: {Hacer caridad públicamente

es una obra de bien, pero si lo hacéis en privado y se la dais a los pobres,
es mejor para vosotros…} (Corán 2: 271)

Noveno: Controlar las acciones de nuestro corazón con precisión; hay que

hacerlo siempre. Al-lah dijo: {A quienes luchen denodadamente por Nuestra
causa los afirmaremos en Nuestro camino.} (Corán 29: 69)

Y medita las palabras: {…por Nuestra causa…}

Décimo: Hacer frecuentes plegarias a Al-lah. Cuando el siervo pobre frecuenta

la puerta de su Señor, este empieza a quererlo y le tiene misericordia y responde
a sus pedidos. La plegaria es solo para Al-lah.

Frutos del Ijlas

1-Aceptación de las buenas obras: Esto es muy importante, pues la sinceridad

es un requisito para que las buenas obras sean aceptadas por Al-lah. Dijo el
Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"Al-lah solo
acepta las buenas obras que se hacen sinceramente por Él&" (Nasai).

2-La victoria y el dominio: Dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones

de Al-lah sean con él: &"Al-lah da la victoria a esta nación por los débiles
en ella, por sus plegarias, sus rezos y su sinceridad&" (Nasai).

3-Pureza de corazón: Las enfermedades del corazón como el odio, la envidia

y la traición salen. Dijo el Profeta en el peregrinaje de despedida: &"Tres
cosas purifican el corazón del musulmán: la sinceridad por Al-lah en las buenas
obras, el buen consejo a las autoridades de los musulmanes y la permanencia
en su comunidad…&" (Tirmidhi).
Dijo Ibn Omar, que Al-lah esté complacido con él: “Si supiera que Al-lah
me ha aceptado una sola prosternación o la caridad de una sola moneda de plata,
no habría nada más querido para mí que la muerte. ¿Saben a quién se le acepta?
{… Al-lah solo acepta de los piadosos.} (Corán 5: 27)

4-Las acciones mundanas se convierten en buenas obras: Dijo el Profeta, que

la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él: &"… y en sus relaciones sexuales
tienen una buena obra&", dijeron: “Mensajero de Al-lah, ¿acaso si satisfacemos
nuestros deseos carnales tendremos recompensa?” Dijo: “¿Acaso no se les castiga
si las satisfacen de modo ilícito? Pues si las satisfacen de modo lícito tienen
una recompensa” (Muslim).

5-Se evitan los engaños y susurros satánicos y abominables: Al-lah nos informa

que Satanás dijo al ser expulsado y alejado de Su misericordia: {Dijo:
¡Oh, Señor mío! Por haberme descarriado, los seduciré y descarriaré a todos.
Excepto a quienes de Tus siervos sinceros hayas protegido.}
(Corán 15: 39, 40)

6-Ayuda ante las dificultades y desgracias: Un ejemplo es la historia de

los tres que se refugiaron en una cueva; el hadiz completo se encuentra en ambos
Sahih.
Algunos evitan lo mundano con su cuerpo pero lo desean en su corazón;
otros tienen su cuerpo en este mundo, pero su corazón no; esos son los mejores.

7-La salvación y la seguridad ante la amenaza de las tribulaciones. Un ejemplo

de ello es lo que le sucedió a José, la paz sea con él; Al-lah dijo:
{Y ella intentó seducirlo pero él se negó, y bien sabía que se trataba de una
prueba de su Señor. Por cierto que lo preservamos del mal y la obscenidad, porque
era uno de los siervos elegidos.} (Corán 12: 24)
Unos hacen pequeñas obras que crecen con la intención, y otros hacen grandes
obras que se achican por la intención.

Ibn Al Mubarak

8-Alcanzar la recompensa aunque los medios para realizar las obras de bien

sean escasos. Al-lah dijo: {Tampoco deben ser reprochados aquellos que
cuando se presentaron ante ti [¡oh, Muhammad!] para que les proveyeras de montura
[y así poder combatir por la causa de Dios], les informaste que no contabas
con ninguna cabalgadura para ellos, y entonces se retiraron con los ojos inundados
de lágrimas, tristes por no poder contribuir [a la causa de Dios].}
(Corán 9: 92)

Y dijo el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él:

&"Quien pide a Al-lah el martirio sinceramente, Al-lah lo hace llegar al grado
de los mártires, aunque haya muerto en su cama&" (Muslim).

9-La entrada al Paraíso, pues Al-lah dijo: {Y sabed que solo se os

retribuirá por lo que hicisteis.} (Corán 37: 39)
Oculta tus buenas obras como ocultas tus malas obras.

Abu Hazem Al Madini

 

Y dijo: {En cambio, los siervos sinceros de Dios, ellos tendrán la

recompensa prometida: Los frutos que deseen, y serán honrados en los Jardines
de las Delicias, donde estarán reclinados sobre sofás, unos frente a otros.
Y [bellos sirvientes] circularán entre ellos con una copa de un manantial eterno,
blanco y delicioso para quienes lo beban, que no les provocará jaqueca ni embriaguez.
También tendrán mujeres [huríes] de mirar recatado, y de ojos hermosos y grandes,
como si fueran perlas celosamente guardadas.} (Corán 37: 39,
40)

Este es uno de los más valiosos frutos de la devoción sincera.